Jugando con los Reflejos

Juega con tu niño frente al espejo.

Hagan caras y muevan sus cuerpos de formas distintas. Escóndanse del espejo y traten de espiarse en él. Párense en distintos lugares en la habitación y mira si puedes ver a tu hijo sin que él te vea a ti y viceversa. Luego vayan a buscar otras superficies en casa que hagan reflejos.

Prueben con puertas, mesas, las ventanas (con sol y con sombra), y cualquier cosa brillante, como utensilios de cocina o incluso cucharas. Vean cuántos lugares encuentran que los reflejen.

¿Qué tienen de diferente estos reflejos de los que hay en el espejo?

Para ampliar esta actividad, dale materiales para dibujar a tu niño e invítalo a que haga un auto-retrato de su reflejo.

Video Relacionado