Haciendo Sellos

Los niños sienten gran curiosidad por los sellos y la habilidad que les dan de hacer muchas imágenes idénticas. Para empezar a experimentar junta pequeños objetos de la casa (tenedores y cucharas de plástico, vegetales o esponjas con formas distintas) y pon algo de pintura de témpera en un recipiente plano. Para hacer una impresión, simplemente sumerge un poco un objeto en la pintura, asegúrate de proteger la superficie. Luego presiona el objeto (con la pintura hacia abajo) en una hoja delgada de papel absorbente. Levanta el objeto y presiona en otro punto. Mira cuántas impresiones puedes hacer con una sola untada de pintura. También experimenta con sellos más ligeros o más pesados. Haz papel de regalo presionando varias veces en un trozo grande de papel de embalaje. ¡Deja secar el papel y úsalo para empacar tu regalo preferido!

Luego trata de hacer algunos sellos usando lados distintos del mismo objeto. Por ejemplo, haz una impresión con un clip de papel acostado sobre la hoja. Luego, haz otra usando un lado del clip. Haz un juego en el que tu niño haga una impresión mientras no ves. Luego trata de adivinar qué objeto utilizó.

Para una ampliación al aire libre de la actividad, fíjate en la huella de tus zapatos o de tus pies descalzos en distintas superficies como arena, tierra y pasto. ¿Qué superficie hace las mejores huellas? Fíjate cómo tus huellas se ven distintas si usas o no zapatos. (¡Los niños con frecuencia se sorprenden al notar que la huella de sus pies descalzos se ve como si alguien “les hubiera quitado un pedacito”!)

Video Relacionado