Classificando Colecciones

Los niños son coleccionistas naturales. Clasificar y categorizar su colección preferida es una actividad de aprendizaje genial y muy divertida. (Si su niño aún no tiene ninguna colección, anímelo a recoger objetos mientras están fuera recorriendo el mundo. Conchas y rocas son coleccionables que duran y pueden re-organizarse y clasificarse de distintas maneras – por tamaño, por color y textura, solo por nombrar algunas. Si encuentra que los coleccionables no son una opción, los fríjoles secos y semillas del mercado, bloques de construcción y otros juguetes pequeños también pueden funcionar.)

Juntos, observen cada objeto de la colección de cerca y anime a su niño a describir su color, forma, estampado y textura. Intente categorizar según una característica; poniendo todas las conchas suaves juntas, sin importar el color o el tamaño, o todas las conchas azules juntas, sin importar el tamaño o la textura. También puede clasificar cosas pequeñas en cajas de huevos vacías o en moldes de mini tortas. Las cosas más grandes pueden ser clasificadas en contenedores grandes, como cajas de zapatos. Para ampliar la actividad, usted y su niño pueden crear una exposición permanente de la colección, haciendo etiquetas para describir las categorías.

Video Relacionado

Juego Relacionado

Recolector de Basura

Chirp es un recolector. Mapache tiene un gran montón de basura. En este juego, los niños clasifican una serie de objetos usando criterios que se van haciendo cada vez más sofisticados.